EL MARISCAL SOLÍS Y LA COLEGIATA DE MURIAS

La publicación de la obra “Un filántropo asturiano: el brigadier Solís” en 1991 supuso, para Manuel Jesús López, el “pisar la arena” por primera vez en el aspecto histórico-literario, ya que salió a la luz  inmediatamente antes a los referidos al valle de Turón. Aquí se recogen las aventuras y desventuras (algunas verdaderamente trágicas) por las que pasó el autor durante su elaboración: