Informaciones del Turón antiguo

 

 

                                                                          El primer volumen, “Informaciones el Turón antiguo”, se empezó a gestar en mi imaginación cuando discurría el año 1987, pero enfrascado en otro proyecto (biografía sobre el mariscal Solís) que publiqué en 1991 y ocupado en mis clases vespertinas de Matemáticas a lo que había que sumar mis obligaciones como funcionario en jornada de mañana en el Ayuntamiento de Oviedo, lo cierto es que me quedaba muy poco tiempo libre; luego, el grave percance automovilístico que sufrí en la primavera de ese año trastocó mis planes de futuro. A partir de entonces, obligado a abandonar la práctica de la enseñanza, durante el dilatado periodo de convalecencia que se prolongó año y medio se me brindó la ocasión de tomar contacto con el archivo del Ayuntamiento de Mieres donde obtuve importantes noticias sobre el valle de Turón. En esta época, de forma transitoria, estaba ubicado en un sótano del edificio que albergaba la oficina de Correos en la calle Valeriano Miranda.

                                                    Al cabo de un tiempo, cuando había obtenido toda la información necesaria, me dijo el archivero que no recordaba a nadie que hubiera asistido al archivo durante tanto tiempo: fueron unos cuatro meses  de 1992, en horas matutinas de lunes a viernes, desempolvando papeles y escrutando documentos, una vez que me había recuperado en buen grado de las graves lesiones que me ocasionó el accidente de carretera; además, hay que añadir el hecho curioso de que en aquella temporada fui, en la práctica, el único usuario del archivo lo que facilitó mi labor que no fue interrumpida en ningún momento.

                                                                 En lo concerniente a la idea de embarcarme en esta nueva aventura, fue mía sin lugar a dudas; sin embargo mi padre había sido el gran inspirador de la obra, pues desde siempre me habló del esplendor del que Turón había gozado en los años de anteguerra que coincidieron con los de su infancia. Ahora, en los años noventa, cuando yo estaba confeccionando los diversos capítulos del libro, él se encontraba postrado en una silla debido a graves problemas cardiovasculares pero se entusiasmaba con las páginas que le leía hasta el punto de exclamar: ¡Este libro va a ser una bomba¡ A la postre tendría razón pues su acogida fue extraordinaria, aunque para mi este hecho no constituyó ninguna sorpresa. Tal era la fe que tenía puesta en el alma de los turoneses que deseaban fervientemente ver reflejada sobre el papel su propia historia. Esta misteriosa intuición creo haberla tenido siempre.

1121
Portada del libro
Ind Informaciones
Primera página del índice del libro

 

                                                                                 La publicación de este primer libro “Informaciones del Turón antiguo” tuvo lugar el 20 de mayo de 1995. Con tal motivo fui invitado por el Ayuntamiento de Mieres, a través del concejal de Industria, Arsenio Suarez, para presentarlo de manera oficiosa en un improvisado stand de la Feria de Muestras que el Consistorio mierense organizaba anualmente durante el mes de junio. En el transcurso de aquellos primeros meses recibí la felicitación de gran número de personas, algunas de las cuales me vienen a la memoria como Manolito Huerta, antiguo empleado de Hulleras de Turón, Manolo Mortera, ayudante técnico sanitario de Minas de Figaredo, Juan Luis Martínez de Vega, abogado y nieto de Salvadorón de La Felguera, Plácido Ceballos, químico en una empresa de abrasivos en Madrid e hijo del que fuera chófer de D. Rafael del Riego y de D. Francisco de la Brena, José María García-Tuñón, sobrino-nieto de Bernardo Aza,  etc. Todos ellos vinieron a mi puesto de trabajo en el Ayuntamiento de Oviedo para conocerme personalmente y mostrarme su agradecimiento por haberles dado a conocer aquel trabajo sobre el valle de Turón que pasaba por ser el primero que aparecía en toda su historia.

Nota album presentacion Lº I
Página del album de las  fiestas del Cristo anunciando la presentación del libro “Informaciones del Turón antiguo”

                                                                   La presentación oficial de la obra se emplazó para las fiestas patronales del Cristo de la Paz. La celebración tuvo lugar el día 6 de setiembre celebrándose en la sede de la  asociación turonesa “Mejoras del Valle”, situada en Vistalegre en la antigua casa de los maestros. Me acompañaron a tal fin el profesor de EGB, Elías Fernández y  el popular y polifacético Miguel Olivar. Días más, tarde, Manuel Menéndez Baquero, me llamó para formar parte del colectivo “Pulso por Turón” que apoyaba un proyecto de inspiración suya con el que se proponía obtener para Turón la declaración de “Patrimonio Histórico de la Minería”.

Turon Lº I
Presentación del libro “Informaciones del Turón antiguo”

Ya en la primera reunión uno de los convocados,  Fermín Rodríguez, profesor universitario natural de Figaredo, me invitó como monitor para un curso de Extensión Universitaria titulado “Poblamiento de las comarcas mineras” durante una jornada que se desarrolló en el valle de Turón. Prueba del interés que suscitaba el libro en cuestión, es que me telefoneó desde Madrid un yerno del antiguo director técnico de Hulleras de Turón, Francisco de la Brena, para que le facilitase el envío de varios ejemplares, algunos de ellos dedicados a las siguientes personas: Dª Rosa Sanchís y Armada (viuda de Brena que tenía 90 años de edad),  sus hijas Pilar,  Dolores de la Brena y Rosa de la Brena, ésta última esposa de Juan Castellanos que fue el que realizó la llamada telefónica. También  un descendiente del fundador de Minas de Figaredo, me requirió una docena de ejemplares, pues quería obsequiar con el libro a cada uno de sus hijos. Se trataba de la familia Alvar-González Figaredo; en ambos casos, fueron remitidos a las librerías correspondientes.         

                                                                             Finalizaba aquel año de 1995 cuando fui llamado por  la Junta parroquial de La Cuadriella para pronunciar el pregón de las fiestas de Santa Bárbara; en cambio, para mí una apasionante aventura no había hecho más que comenzar.

Ar. BAquero
1995. Artículo de Manuel Baquero publicado en el album de las fiestas del Cristo.

 

                           Sinopsis de “Informaciones del Turón antiguo”

                                                                        En el libro , que se compone de tres partes y un anexo,  se comienza recogiendo  los documentos más antiguos que se conocen referentes al Valle ( siglos IX al XII)  y, a continuación, se hace un primer estudio de las familias nobles e instituciones religiosas, todos ellos foráneos, que ejercían como grandes propietarios en el siglo XVI y siguientes; además, la reseña de medianos propietarios autóctonos durante los siglos XVII y XVIII. También se refleja la información detallada del catastro del Marqués de la Ensenada correspondiente al territorio y una relación bastante completa de las alcaldes del antiguo concejo de Lena( al que pertenecía nuestro valle) desde 1543 hasta 1836 en que pasa a formar parte del municipio de Mieres. Esta sección se completa desde el punto de vista demográfico con la exposición de tres padrones relativos a los años 1555, 1611 y 1880.En una segunda parte, se hace un estudio detallado de las capillas , iglesias y obras pías fundadas en el Valle, así como una relación muy completa de los curas  y párrocos que ejercían en las tres feligresías existentes (Santa María de Figaredo, San Martín de Turón  y Santa María de Urbiés )  hasta 1930 que es el año final que abarca  la obra. En el apartado tercero se plasma la época industrial del Valle con la creación del “Coto Paz” de Figaredo y de “Hulleras de Turón”, sociedades que explotarán mayoritariamente, los recursos minerales del Valle. La parte  final de la obra  o Anexo consta de  catorce reseñas de personas relevantes, del estudio de dos linajes importantes y de doce genealogías de turoneses de no menos interés por su situación preponderante en la sociedad de su tiempo.

                                                                                                       Lito Beyman 

 

 

                                                      “Informaciones del Turón antiguo” tuvo una acogida extraordinaria como había vaticinado mi padre. Recuerdo el dato entrañable que me contaba mi amigo Zoilo Martínez de Vega de como su hermano Marcelino, emigrado a la Argentina en los años cincuenta, tenía este volumen en su mesita de noche como libro de cabecera. Marcelino  releía sus páginas y  aquellos relatos y noticias le transportaban al valle de su nacimiento, a la tierra de su infancia y juventud, a la querida tierra a la que ya nunca más volvería.