LOS TURONESES PREGUNTAN

Mi pueblo ya no es mi pueblo,

mi pueblo no es lo que era,

un pueblo lleno de vida

y hoy hundido en la miseria

 

                                 En este capítulo, los turoneses  se hacen eco de las injusticias que se han cometido con nuestro  valle en los últimos cuarenta  años, así como las promesas incumplidas que, al igual que ocurre con las hojas marchitas, se las llevó el viento. No entienden muy bien la causa por la que sus regidores, provistos de un borrador inquisitorial estén tratando continuamente de eliminar del mapa el valle de Turón. Y siguen haciéndose preguntas de lo más variado:

 

¿Por qué se permitió en los años ochenta la destrucción del puente del Caburnu?

 

Cuando en 1993 se cerró el Pozo Santa Bárbara¿Por qué se toleró  el corte del cable de la jaula para que esta se fuera al fondo? ¿De quién partió tan “portentosa” idea?

 

 

¿ De dónde vino la orden para que la tarde de un día del año 2004  destrozaran, con una grúa gigantesca, la corona de la chimenea de la Central Eléctrica de La Cuadriella, dejándola desmochada hasta el día de hoy? ¿Para cuando su restauración?¿Están esperando que el paso del tiempo y los agentes  meteorológicos la derrumben más temprano que tarde?

 

¿Dónde está el Centro Tecnológico que se iba a instalar en terrenos de L’ Arquera el cual, desde Oviedo, se anunció a bombo y platillo con motivo de alguna cita con las urnas?

 

¿Qué fue de aquellos mil millones de pesetas que un día, a finales del pasado milenio, se pregonaron en la prensa, a bombo  y platillo, para la total modernización del Valle? ¿Sería que estaba próximo un llamamiento a las urnas?

 

¿Por qué se levantaron las vías de la llamada “Vía Ancha” que partiendo de La Cuadriella  llegaban a Figaredo  y Ricastro rompiendo la comunicación que  Turón tenía con la Meseta y la cornisa cantábrica a través de los ferrocarriles de RENFE y FEVE respectivamente? Se ejecutó un mes de agosto cuando todo el personal estaba de vacaciones. Lo que en unos lugares no tenían, lo crearon; en cambio, en Turón lo que ya teníamos, lo aniquilaron.

 

¿Por qué no se parceló debidamente el Polígono de La Cuadriella antes de su inauguración para evitar su ruina total?

 

El ambulatorio de Turón se concluirá en 2019 después de diez años de promesas ¿Tendrán que pasar otros diez años para que se inaugure una nueva obra  en nuestro valle?

 

¿Cuando se va a limpiar el río Turón por parte de la Confederación Hidrográfica? ¿Cuando se produzca una tragedia?

 

Los estériles de la escombrera de Ricastro procedían del subsuelo del valle de Turón. Los beneficios obtenidos por su venta ¿ a dónde fueron a parar?

 

¿Por qué no se creó un geriátrico en el antiguo colegio “Nuestra Señora de Covadonga” cuando el valle de Turón es uno de los lugares de Asturias con mayor densidad de personas mayores?

 

El vial de Figaredo a Urbiés, competencia del gobierno  autonómico, se remodeló en su totalidad  en la última década de la centuria vigésima gracias a la presión vecinal, o lo que es lo mismo, por iniciativa y presión de la “Asociación para las Mejoras del valle de Turón”. En los primeros años del nuevo siglo el firme de la carretera  entre Peñule y Cortina sufrió importantes desperfectos por negligencia de las instituciones. Transcurrido ya más de un decenio en estas condiciones desfavorables ¿Por qué no se repara de una vez para evitar el sufrimiento de los conductores  y el desgaste de sus vehículos que lo transitan a diario?

 

¿Por qué no se creó una zona de recreo en La Colladiella, totalmente actualizada, aprovechando la oportunidad para dignificar el Monumento al Minero que fue pionero en la comarca y ahora está sometido  a un ignominioso olvido?

 

Todos los lugares que tienen frontera con nuestro territorio o están en la periferia (Ujo, Figaredo, Mieres del Camino, Langreo , Aller, S. Martín del Rey Aurelio, etc) han mejorado sustancialmente en estos últimos años con la ayuda de gobiernos locales  y regionales . Sin embargo, el valle de Turón sigue en estado de ruina permanente ¿Por qué?

 

¿Por qué se toleró que durante años una parte  importante de nuestro patrimonio industrial no estuviera custodiado lo que facilitó su expolio? ¿Por qué?

 

Ahora en 1918  “se echa la persiana” a la actividad minera en el resto de la Cuenca ( en Turón nos queda tan lejos esa fecha que  ya casi  nos hemos olvidado de ella). Para compensar esa pérdida de tejido industrial se habla de fuertes inversiones. ¿Irán para los mismos lugares que fueron hasta hoy y ninguna para el valle de Turón como siempre ha sido?

 

¿Qué defiende Patrimonio? Porque en Turón se ha permitido que, sistemáticamente, se expoliaran los más importantes vestigios mineros?

 

¿Y qué hay de Turón? Cuando llegan ministros a Asturias para apañar votos para su morral porque se acerque un próximo encuentro de los ciudadanos con las urnas, esa es la pregunta que se hacen los turoneses siempre. Nuestros representantes más cercanos nunca aportan información sobre la historia del valle de Turón y de sus necesidades. Es evidente que, por lo general, suele haber otros proyectos más urgentes que realizar en Asturias. Pero ¡caramba! alguna vez se podría  hablar del escarnio que se hizo con este valle minero y de su posible rehabilitación. Con este ocultamiento, los ministros se vuelven para Madrid sin enterarse de  que Turón existe. Entonces ¿a quién hay que cargar esa responsabilidad?