Turón, hora cero

GetAttachmentThumbnail (2)
Portada del libro

Indice Lº IX !

Indice Lº IX
Índice del libro

 

CARACTERÍSTICAS FUNDAMENTALES DEL LIBRO

Dimensiones : 16 por 24 cm.

Nº de páginas : 450

Nº de fotografías : 400

————————————————————-<>—————————————————————-

 

                                               Del año 2017 es “Turón, hora cero”, un nuevo proyecto editorial sobre el Valle.

                                             Elegí el día 25 de mayo para su presentación en Turón. A la hora del comienzo del acto, las 7,30 de la tarde, el Ateneo presentaba una buena entrada. Se hallaban, entre otros, el vicealcalde Manuel Ángel (el alcalde Aníbal Vázquez,tenía un compromiso en Mieres pues terminaban de aprobar los Presupuestos Municipales y no pudo asistir), el director del Instituto de Turón, el salesiano de  Villapendi, Ramón García, que vive en Oviedo, Laurentino, cura del Lago que se trasladó desde Gijón, Tonio Pulgar, destacado autodidacta afincado en el barrio San Francisco, Juan Luis Rodríguez, profesor del Instituto de Moreda, Pedro Rodríguez Cortés, secretario de Juzgados de Oviedo, el Dr. Gutiérrez, eminente cardiólogo de Puenes, que llegó expresamente de Zaragoza, Jose Luis Tirador desplazado desde Oviedo , Graci,  organizadora de la efemérides del 50 aniversario del Instituto de Turón… Imposible citarlos a todos. La coordinación del acto estuvo a cargo de Longinos Fdez. como en otras ocasiones; también intervinieron, Faustino Fdez, presidente de CESVAT,  Zoilo , desplazado desde Madrid, solo por el hecho de acompañarme en el evento. Como en los casos anteriores, un detalle  también a  tener en cuenta. Concluyó el acto , pasadas las nueve de la noche con la consabida proyección fotográfica,  que esta vez yo me encargué de comentar, y eso que no pudo asistir  Heradio    que también estaba convocado. El abogado nicaragüense excusó su comparecencia debido a la delicada intervención quirúrgica  a que fue sometida su esposa unos días antes. En realidad, aparte de desear una rápida recuperación de su mujer, casi fue preferible su ausencia porque, de lo contrario, la velada se hubiera prolongado hasta las diez de la noche, dada la conocida elocuencia del autor centroamericano.

                                      Unos días más tarde me llamaron de la TPA para hacer un pequeño reportaje y el 19 de de junio, presentamos el libro en el Club Prensa Asturiana de Oviedo, cuya sala había sufrido una completa remodelación recientemente aumentando su aforo que ahora alcanzaba las 250 plazas. Allí logramos una asistencia de un centenar de personas que nos honraron con su presencia entre las que se encontraban dos antiguos gobernadores militares de la región como ya había ocurrido en otras ocasiones, un vicerrector de la Universidad y un jefe de Dermatología del Hospital Comarcal de la Cuenca el Caudal, José Ramón Curto. En la mesa me acompañaron Faustino Fernández, licenciado en Medicina, Xulio Concepción, doctor en Filología, José Espiño, director del Instituto y el ya citado Longinos Fernández que ya era un fijo en este tipo de acontecimientos. Como anécdota, señalar que la hora de comienzo estaba marcada para las siete de la tarde y, a pesar de que indiqué a mis compañeros que sus intervenciones no debían sobrepasar los diez minutos, el caso es que llegamos a las 7,55 cuando comenzamos la proyección fotográfica que  por primera vez no se pudo concluir debido a que a las ocho  horas estaba programado otro acto. Viviendo  y aprendiendo.

ov 7 2017
Asistentes a la presentación de “Turón, hora cero” en el Club Prensa Asturiana

                                        Igual que había ocurrido con el libro VIII mi idea era no acudir a Gijón como en la ocasión anterior pero desde meses atrás algunas librerías comenzaron a plantearme la posibilidad de presentar el libro en sus locales. La idea no me pareció muy atractiva pues era como presentar un libro en familia debido a las dimensiones de la sala mucho más reducidas que las habituales ya que se trataba de la propia librería. No estaba habituado a este tipo de actuaciones ; además , me sentía un poco cansado de todo. Fue transcurriendo el tiempo y, a veces, me rondaba por la memoria aquella invitación de los libreros pero no veía fácil  tomar una nueva determinación sobre el asunto. En algunos momentos pensaba que podía ser  la última vez que presentara un libro sobre la tierra y esta idea comenzó a tomar fuerza en mi cabeza. La realidad fue que algunos días después de la presentación en Turón y vista la buena acogida que iba  teniendo este libro, me levanté totalmente transformado, vale decir, decidido a aceptar la invitación de un librero de Gijón y lo que es más asombroso, de una librera de Mieres del Camino. Precisamente en la capital municipal, donde nunca había presentado libro alguno pues siempre que me hacían tal sugerencia, respondía lo mismo: ”Lo considero innecesario porque los turoneses que viven en la villa ya se enteran del lanzamiento del libro al presentarlo en Turón”.

 Así fue como el 14 de junio hice la presentación en la Librería Central de Gijón acompañándome para tal ocasión José Manuel García Laviana, ingeniero técnico industrial y primo hermano del cura guerrillero Gaspar García Laviana. muerto en Nicaragua en la lucha contra la dictadura somocista. Entre los presentes,  aparte de turoneses como Daniel el sastre, Fidalgo de Santa Marina, Lisardo de Urbiés, Paco Fraile, Mari Carmen del Fabar, Tere Collantes del Lago, Susy Ordóñez o  Belén Hevia de Santa Marina por citar a algunos, se encontraba también mi amigo Alfredo Sánchez García, natural de Laviana y, curiosamente, sobrino de Carlos García,  conocido como “el cura de Barredos” que formó parte destacada entre los “curas obreros” que se oponían al gobierno autoritario del general Franco. La librería estaba al completo, pero ya se sabe que el aforo en un local de esas características es reducido.

foto lib. central 1
Presentación de “Turón, hora cero”en la librería  Central de Gijón.

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                El 28 del mismo mes tocó el turno a la librería  La Pilarica de Mieres del Camino. Ese día, me presentó Sergio Delgado, licenciado en Historia por la Universidad de Oviedo. Sergio es un joven turonés, estudioso e inteligente que está preparando el doctorado, cuyo título pronto caerá en sus manos pues tesón y capacidad para conseguirlo no le faltan.Acudieron, entre otros, Gimiro Villanueva y su mujer Nieves, Nalito de La Vera ‘l Camín, Muñiz el pintor, JamínNoval ,  Nito el hermano de Zoilo. José Luisel de Luisa  de Villandio y el lasaliano Alfonso, natural de Arnizo y profesor en el colegio La Salle de Ujo. Estos que yo recuerde. Lo cierto es que al ser de pequeño aforo , todas las sillas estaban ocupadas ¿Pero que tendrán las gentes de Turón, que estén donde estén siempre animan estos actos con su presencia?

 

foto la pilarica
Presentación de “Turón, hora cero” en la librería La Pilarica de Mieres del Camino

                                                   Es por eso por lo que podemos decir que, en general, estos encuentros han constituido siempre un éxito de público. Unas veces han sido unos los concurrentes y otras veces otros distintos pero en todas las ocasiones ha habido una importante representación de la colectividad turonesa. Este pueblo, mi pueblo, ha respondido siempre a nuestra llamada con la mayor generosidad como ocurrió en la presentación de este libro nono de la serie,por lo que, una vez más, tengo que agradecerle su magnífica predisposición siempre que un nuevo libro veía la luz. No puedo por menos que deciros, estéis donde estéis, que ¡Vosotros sois únicos!

                                              En los pequeños detalles que he explicado en estas líneas no hay ningún atisbo de vanidad. Son sencillas anécdotas con las que pretendo explicar, sencillamente, que siempre estuve inmerso en esta aventura con pasión, experimentando placer por lo que hacía, sintiendo emoción al comprobar como una tarea que me satisfacía plenamente, la veía correspondida por la presencia de numerosos compatriotas cuando llegaba la ocasión de  presentar un nuevo libro sobre la tierra. La historia de Turón es un tema que nos envuelve y sacude como una tormenta sin dejar indiferente a nadie. La crónica de Turón está edificada sobre vetustos sillaresque son sinónimos de grandeza, de sacrificio, de tragedia  y de nostalgia. Todos estos ingredientes se entremezclan en una sorprendente combinación  y de ahí sale la fórmula mágica que constituye la historia de nuestro valle. El ir descubriendo  y describiendo los distintos aspectos que la conforman, ha ocupado, hasta ahora, los últimos treinta años de mi vida al cabo de los cuales mi admiración por la tierra madre ha ido creciendo. Por eso no es de extrañar que me emocione al recordar una simple vivencia relacionada con esta aventura si me entusiasma  el  simple hecho de oír el nombre de Turón o la particularidad de ser turonés que llevo con orgullo desde lo más profundo del alma donde quiera que esté.